Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial

Síguenos:

DICKENS: 7 empresas líder para investigar la síntesis de composites a partir de fuentes naturales

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) aprobó en mayo financiar con un presupuesto de más de 5 millones de euros el proyecto DICKENS para la investigación industrial en obtención de composites a partir de fuentes naturales.

 

El proyecto se financia a través del programa estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial Nacional (CIEN).

 

El pasado 3 de noviembre tuvo lugar la primera reunión de consorcio del proyecto, formado por ENCE, BASF Construction Chemicals, Omar Coatings, CARINSA, QMC Tecnología Química, Tecno-Caucho y Pinturas BRUPER.

 

 

El plástico y los composites se han convertido en el material preferido de la industria durante el último siglo. Sin embargo, la disminución de las reservas de petróleo y su no biodegrabilidad son dos hándicaps de gran relevancia en este tipo de materiales fundamentales. En el campo de los plásticos termoestables, se añade los productos tóxicos precisos para su síntesis (isocianatos, bisfenol A, epiclorhidrina, estireno, etc.), sobre los que el marco regulatorio europeo es cada vez más restrictivo.

 

 

Consciente de la problemática y la necesidad industrial de desarrollo de soluciones, CETIM hemos promovido el proyecto DICKENS para la investigación y optimización de biocomposites obtenidos a partir de fuentes naturales, principalmente lignina y aceites vegetales, mediante tecnologías innovadoras, seguras y sostenibles. Con este enfoque, el objetivo principal del proyecto es el de conseguir materiales biobasados optimizados –entre los que destacar imprimaciones, bioresinas o biorecubrimientos, entre otros. Estos materiales biobasados tienen el potencial de atajar las problemáticas antes señaladas. En palabras de Marcos Sánchez, investigador principal de polímeros y coatings en nuestra área de Materiales Avanzados “esperamos obtener productos completamente sostenibles y comercialmente viables, que supongan una mejora en las propiedades a sus análogos actuales, provenientes de fuentes fósiles”Estos materiales pueden suponer una revolución en muchos sectores como los de soluciones químicas y construcción, y en aplicaciones como fabricación aditiva, piezas composite, coatings, adhesivos, etc. “gracias a su naturaleza renovable, disponibilidad y bajo coste”, resalta Sánchez. Además, gracias al uso de los bioaditivos y las biocargas desarrolladas, pueden servir para reducir el uso de fibras de refuerzo, como pueden ser la de vidrio o la de carbono y/o aditivos sintéticos y/o nocivos.

 

Resina de origen vegetal.

Para la consecución de este ambicioso objetivo, el proyecto aglutina en su consorcio toda la cadena de valor necesaria en el desarrollo de estos bioproductos, desde los componentes hasta los productos finales de los sectores papelero, aditivos y encapsulados, soluciones químicas plásticas (fabricación aditiva, piezas composite, coatings, adhesivos) y construcción. El consorcio, liderado por ENCE y con BASF Construction Chemicals, Omar Coatings, CARINSA, QMC, Tecno-Caucho y Pinturas BRUPER, reúne a líderes europeos y mundiales en sus mercados. Como principales actores industriales en sus sectores, contribuirán al desarrollo de la bioeconomía y el posicionamiento de los sectores implicados a la vanguardia de la industria sostenible y biobasada.

 

Para avanzar las investigaciones, el pasado martes 3 de noviembre tuvo lugar la primera reunión del proyecto. Realizada de manera virtual para cumplir todos los protocolos sanitarios, asistieron tanto los 7 miembros del consorcio como los organismos de investigación subcontratados (Aimplas, ICN2, y CETIM). En ella, las empresas y centros implicados planificaron los próximos pasos del proyecto y de las investigaciones a desarrollar.

 

 

Un momento de la primera reunión de consorcio DICKENS.

 

Rol de CETIM en DICKENS
En el proyecto, CETIM colaboramos desde nuestra área de I+D de Materiales Avanzados con las empresas ENCE, BASF, Pinturas Bruper, CARINSA y QMC. Ya desde los primeros pasos de DICKENS trabajamos en la definición de requisitos tanto de los biocomponentes como de biocomposites; y durante los próximos 4 años continuaremos nuestros trabajos de investigación y optimización de la obtención de biomatrices, biocargas y bioaditivos, así como en la formulación de biocomposites.