Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial

Síguenos:

Investigadora en el laboratorio de CETIM realizando la extrusión de un polímero.

Objetivo: reducción de emisiones de CO2

En la mayoría de los proyectos desarrollos por Centro Tecnológico CETIM, las tecnologías y biomateriales investigados tienen una menor huella de carbono que los convencionales.

 

Culleredo, 28 de enero de 2021. Hoy se celebra el Día Mundial para reducción de emisiones de C02 (dióxido de carbono), uno de los gases de efecto invernadero (GEI) más conocidos por su impacto directo en el calentamiento global y en el cambio climático.

 

La efeméride fue declarada por las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de concienciar y sensibilizar a las personas sobre las graves consecuencias que nuestras acciones ocasionan en los ecosistemas, nuestras propias vidas y en el resto de habitantes de la Tierra.

 

Asimismo, con esta fecha marcada en rojo en el calendario ambiental la ONU también quiere impulsar la aplicación de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por varias vías. Tanto a través de fuentes de energía renovables, cambio a combustibles más limpios, mejoras en la eficiencia de los procesos de combustión o modificando las tendencias de consumo a través de la educación ambiental.

 

Impacto en la reducción de la huella de carbono
En un contexto en el que es más necesario que nunca actuar, desde el Centro Tecnológico CETIM llevamos años ejecutando proyectos de investigación en los que las tecnologías y materiales validados en nuestros laboratorios tienen una menor huella de carbono que las tecnologías y materiales usados hoy en día.

El ejemplo más reciente es LiOn-HD, concedido justo a finales de 2020, para desarrollo de nuevas baterías eléctricas con nanopartículas de silicio metal. Se calcula que las celdas desarrolladas tendrán unas emisiones de C02 un 20% menores, al tiempo que aumentarán otro tanto la autonomía de los futuros coches eléctricos.

 

En el caso del proyecto CIEN DICKENS, mediante la investigación y optimización integral de composites a partir de fuentes naturales se disminuye el impacto ambiental que provoca el empleo de materias primas derivadas del petróleo: reducción de las emisiones responsables del calentamiento global (35%), reducción del uso de energía de fuentes no renovables (60%), reducción de la demanda global de energía (25%).

 

Otro ejemplo destacado de CETIM en el desarrollo de materiales avanzados sostenibles son los hormigones geopoliméricos. Estos hormigones se fabrican sin el uso de cemento Portland, que en fabricación emite entre 0’8 y 0’9kg de C02 por kilogramo de cemento. En concreto, hemos desarrollado diferentes tipologías de geopolímeros en proyectos como GEOSTONE I y II, o CUPA 4.0.

 

Finalmente, resaltar el impacto en la reducción de la huella de carbono de los tratamientos de augas que investigamos. En LIFE ULISES buscamos obtener una huella de carbono 0, convirtiendo las EDARs en “factorías” autosuficientes mediante la obtención de biogás. En LIFE PHOENIX, gracias al uso de tecnologías de bajo consumo energético y la reutilización de aguas de depuradoras en riego agrícola, se espera obtener un 50% de reducción de emisiones de C02 asociadas.

 

Puede consultar nuestro portfolio de proyectos completo aquí >>